Existe una nueva forma de reclamar las indemnizaciones sufridas por un accidente de tráfico. En este artículo lo estudiamos al detalle.

En este artículo os contaba cómo se podía reclamar la indemnización de los accidentes de tráfico. Pues bien, resulta que en el año 2015, concretamente en Julio y en 2016 el 1 de Enero ha habido importantes modificaciones; Aunque el procedimiento es muy similar, pero hay algunas novedades que me gustaría explicar en el siguiente artículo.

 Como todos los asuntos judiciales antes de realizar cualquier actuación requiere de una estrategia. Y dicha estrategia debe de ser consensuada con el Abogado especializado en accidentes de tráfico. Estaréis conmigo que no es lo mismo realizar una estrategia que puede ser muy larga en el tiempo para una persona de ha sufrido un accidente de tráfico, que para una persona de 35, que tiene un importante sueldo. La persona de 80 años necesita inmediatez, porque lo más probable es que necesite la indemnización; Quizás la persona de 35 años, tenga una baja importante y quiera aunque sea perder mucho tiempo y ganar la cuantía mayor. O incluso el que tenga por ejemplo un buen sueldo y no tenga problemas económicos en su día a día podrá arriesgarse a reclamar ante los Juzgados y perder el juicio con costas ( es decir pagarle los gastos del abogado a la aseguradora) con esto quiero decir, que no existe un único camino, y una única dirección; Existen muchas y creo que con la experiencia que tengo en este sector que depende de la situación que se encuentre cada persona.

 A continuación expongo los diferentes caminos que tenemos

  1. Negociación con la compañía responsable del siniestro, es la llamada reclamación extrajudicial, tan fácil que una vez el perjudicado se haya curado de las lesiones, aportar a la otra compañía una serie de documentación, como el parte amistoso, los partes de TODOS los médicos que hayamos ido. Una vez aportado por su abogado especialista en accidentes de tráfico, la compañía tiene 3 meses para contestarnos. Nos contestan con una posible indemnización. Aquí es donde yo os intentaba explicar en el ejemplo anterior, que, lógicamente las compañías en este primer momento ofertan menos cantidad económica; Pero sí que es cierto que debemos de valorar si nos merece la pena no aceptar esta cantidad e irnos a lucharlo por la siguiente vía que más tarde voy a explicar. Por ejemplo, nos ofrecen 1.600 Euros; Cantidad que una vez cerrada será ingresada en una semana en nuestra cantidad. En cambio nosotros pensamos que podemos sacar 2.100 Euros, poniéndonos en la mejor situación de todas. Tenemos que pensar que 500 euros más, implica más tiempo, de media, un año y 4 meses, pasar lo más probable por un juicio, ganar el juicio ( en caso de perder tendríamos que pagar todos los costes de ese proceso) e incluso en el mejor de los casos aunque ganemos, esperar a que la compañía recurra, lo cual nos llevaría ya cerca de los dos años y pico. En muchas ocasiones, las personas no les merece ni mucho menos esperar a los dos años a conseguir una indemnización para conseguir 500 euros más. En cambio habrá veces que hablemos de muchos miles de euros y en esos casos si que sería viable acudir a la vía judicial.Pues bien, en el caso de que aceptemos la indemnización, se acabaría aquí el procedimiento. Ojo, un buen abogado especializado en accidentes de tráfico, puede meter a última hora algunos gastos, tales como desplazamientos que se hayan causado para asistir a la curación de las lesiones o incluso pomadas, o medicamentos necesarios para la curación. Por eso es importante guardar todos los gastos.

 

  1. se rechaza la oferta que nos realizan  :Imaginemos que la posible indemnización que nos ofrecen, no nos gusta porque creemos que hemos sufrido más lesiones o secuelas que lo que nos están ofreciendo. En este caso lo que tenemos que hacer es rechazar la oferta que nos han propuesto y por tanto nosotros tenemos que acreditar el por qué creemos que tenemos derecho a mas indemnización. Esto se justifica acudiendo a un médico que nos diga que realmente el alcance de nuestras lesiones. Desde el año 2016 podemos acudir a los Institutos de Medicina Legal y Ciencias Forenses (Forense), ya sea de común acuerdo con la compañía aseguradora responsable o el perjudicado por voluntad propia. Siendo en ambos casos GRATUITO para el perjudicado. Según lo establece el Real Decreto 1148/2015, de 18 de diciembre, que regula la realización de pericias a solicitud de particulares por los Institutos de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en las reclamaciones extrajudiciales por hechos relativos a la circulación de vehículos a motor.

Una vez que tengamos que este informe, la compañía que nos ha dado el golpe nos vuelve a   a realizar una oferta en el plazo de un mes. Que puede volver a poder aceptarse o no aceptarse.

3. La tercera alternativa será presentar una demanda judicial en un procedimiento civil.

 Este procedimiento siempre ha existido y yo sólo recomendaría acudir a ella en casos de mayor gravedad. Tenemos un año desde que las lesiones se estabilizaron. En este procedimiento deberemos de buscar un abogado especialista en accidentes de tráfico, un procurador y debemos de saber que si perdemos el juicio nos condenaran a costas ( pagar los gastos de abogado y procurador de la otra compañía)