No tengas ninguna duda, que este miedo se quita sin importarte lo más mínimo lo que los demás piensen de ti. Tienes que decirte interiormente que la imagen que tengan los demás de mí, ya seas abogados, jueces, clientes o compañeros no es importante, da igual. El problema es que todos interiormente tenemos una filosofía de vida, si en ella tenemos como importante nuestra imagen social, quedar bien o mal ante una actuación, nos ponemos muy nerviosos, y eso nos hace tener miedo. Pero el caso es que no es así, lo importante en esta vida y te lo aseguro es disfrutar de esta vida, disfrutar de tu trabajo, hacerlo bien o mal, no es importante. Lo único que es importante es disfrutar haciéndolo. Mientras tu interiormente te exijas hacerlo todo bien, te exijas no fallar, te vas aponer nervioso. En cambio si piensas lo haga bien o mal, esta noche saldré a cenar con mi pareja, con mis amigos porque el trabajo no lo es todo lo haras genial. Los tenistas que tienen miedo a golpear la pelota con fuerza y buscando angulos y direcciones para ganar el punto se dedican a pasar bolas, y pierden los partidos, el tenista que se relaja y dice ganar o perder no es importante, es el que tiene un índice de puntos superiores y es el que gana el partido.

En serio relájate, sal a disfrutar en la Sala, e interiormente no te creas tan importante, dentro de poco todos habremos muerto y nadie se acordara de si lo has hecho bien o mal, la vida es un juego y hay que salir a disfrutarla. Te recomiendo que sigas a Rafael Santandreu en el que el lo explica muy bien.