La semana pasada tuve dos declaraciones de imputados. Una fue el Jueves en Valdepeñas, en el que un cliente me llamó buscando un Abogado especializado en penal. Es decir me contrató de forma privada. La otra declaración fue el Jueves en Manzanares ( Ciudad Real) derivado de la guardia de detenidos del fin de semana. Me llamarón de la Guardia Civil a las 3:30 para asistir un asunto de Violencia de Genero.

En ambas declaraciones utilicé una estrategia que pocos abogados especialistas en penal utilizan. Y es la siguiente:

Una vez entrevistados con el cliente y vista la estrategia que podemos seguir para defender el asunto ( negar los hechos, negar la autoría, meter atenuantes o eximentes, o alguna nulidad) y viendo que existe tanto un abogado de la otra parte ( no en todos los delitos esto pasa) y que existe u fiscal, la primera recomendación al cliente debería siempre decirle que en caso de que el asunto haya serias dudas de que haya sido él quien haya cometido el delito no declare nunca, y nunca es nunca. Muchas veces se nos olvida que es son ellos, la acusación particular y el fiscal quien debe de demostrar la culpabilidad de nuestro cliente, y que nosotros declaramos o estamos ante la presunción de inocencia, es decir, no somos culpables mientras usted, ministerio fiscal o acusación particular no demuestre lo contrario. Y saber esto, y conocer este mecanismo nos da muchas ventajas, porque partes de la base que tú tienes que hacer muy poco y que son ellos los que deben de buscarse las habichuelas para demostrar el delito.

La segunda estrategia es que si el cliente va a declarar para perfilar algunas cosas o aclarar otras, es que debemos de decirle que cuando la Juez le diga los derechos que tiene ( no declarar, declarar solo algunas de las preguntas  etc…) siga que sólo va a declarar a las preguntas del Juez y de su abogado, pero nunca jamás a las acusaciones que irán siempre siempre a pillarle en detalles y a coger contradicciones. Esto debe de estar claro desde un principio.

El otro día un Juez me dijo que esto aquí, en la provincia de Ciudad Real, no se suele hacer estas artimañas de solo contestar a las preguntas del Juez y de su Abogado. Yo le dije, Señoría, estamos ante el derecho de defensa y debemos de respetarlo. La fiscal y el juez se quedaron sorprendidas, pero de un plumazo nos quitamos dos interrogatorios, el del abogado de la acusación particular y el fiscal, que estaban esperando ir contra mi cliente que sólo declaró ante el Juez y ante su abogado. Abogado penalista especializado en penal, y que debido a estas técnicas y tácticas, se puede sacar mucho jugo en determinados delitos.