En este artículo vamos a dar unas pequeñas pinceladas de cómo defenderse del delito de hurto. El delito de hurto se comete cuando una persona toma las cosas ajenas sin la voluntad de su dueño, siempre que la cuantía de lo que se tome supere los 400 Euros. Si es menor a 400 Euros sigue siendo hurto pero en vez de prisión te imponen una multa. Todo ello siempre y cuando no haya mediado fuerza, pelea, o forcejeo, porque en el momento que haya fuerza ya estamos hablando de robo y por tanto la pena en superior, y abordaremos en otro artículo.

La primera estrategia que podemos poner en marcha los abogados penalistas es defender que la cosa no se llegó a tener de forma de tener disponibilidad de la misma; Es decir defendemos la tentativa que tiene una pena menor, y existe tentativa cuando se coge la cosa pero no se tiene la disponibilidad de ella. También podemos defender una tentativa inacabada, que es cuando no se llega ni coger la cosa.

Otra defensa que podemos defender los abogados penalistas, es que cuando no nos han visto hurtando la cosa, decir que estaba en la calle o estaba abandonada al lado de un contenedor. Muchas ocasiones si tiene sentido, es una buena defensa, pues lo que está abandonado no se puede hurtar.

Tambien podemos defender que no se está produciendo el hurto, si afirmamos que tenemos el consentimiento del propietario de la cosa, por ejemplo , no podemos decir que haya hurtado el coche si defiendo que el propietario me lo dejó.

La defensa que mas utilizamos los abogados penalistas es en relación al precio del hurto. Es decir, si ya hemos dicho que por debajo de los 400 Euros la pena es mejor, tiene mucho sentido armar una estrategia penal para bajar el valor de lo hurtado. Por ejemplo con el asunto del Iva, y defender que como el objeto robado en una tienda no ha sido vendido al público hay que quitar el Iva, y por tanto la cantidad bajaría la cantidad económica y por tanto si somos capaces de movernos por debajo de los 400 Euros estaríamos bajando la pena muchísimo.

La pena sube si lo que hurtamos lo hacemos desactivando alarmas. Por lo que la estrategia del abogado será decir que la alarma estaba ya rota, o no fue desactivada.

Simplemente recordar que si lo que se sustrae o hurta es algo de un valor artístico, histórico o cultural, la pena de prisión sube de 1 a tres años. Por lo que nos movemos ya en la entrada en prisión.

Si necesita el asesoramiento de un abogado especialista en Derecho penal, puede llamarme, pues estaré encantado de poder ayudarle.