En este momento el procedimiento puede dividirse en dos vertientes, uno el judicial y otro el extrajudicial.

Estos dos procedimientos pueden ir separados de forma independiente o paralela, y me explico, en derecho penal existe lo que se llama la prescripción, quiere decir que cuando pasa un determinado tiempo ya no puedes reclamar, se te ha pasado el periodo para interponer la reclamación. Por ejemplo en el supuesto que estamos hablando son seis meses. Si pasados esos meses no hemos puesto la denuncia en el juzgado ya no podremos reclamar por esta vía los daños que hemos sufrido.

Por eso digo que, podemos presentar la denuncia y a la vez comenzar un proceso de reclamación amistoso extrajudicial con la otra compañía de seguros, de esta manera si por ejemplo no llegamos a un acuerdo, nuestra denuncia ya está presentada en el juzgado y por tanto ya no se nos habrá pasado el plazo.

A la hora de reclamar daños, tanto por la vía judicial como extrajudicial, se puede hacer por daños personales o daños materiales. Los daños personales, es decir las lesiones sufridas, las debemos traducir en Euros. Para ello se utiliza un baremo que se publica todos los años y es siempre aplicable al año que hemos sufrido el accidente, es decir cada año hay un baremo diferente. Es un baremo muy difícil de interpretar, y de ello depende mucho la cantidad que recibamos de indemnización. Por ejemplo, si sufrimos un accidente el 20 de Diciembre y sale la sentencia o acordamos de forma extrajudicial el 15 de Febrero de 2015, el baremo aplicable siempre es el del 2014.

La aplicación de este baremo es muy importante y en muchas ocasiones si la indemnización se pacta de forma extrajudicial las compañías de seguros suelen ofrecer un poco menos de cantidad económica, y a cambio nos ahorramos una larga espera y no estar sometidos a un futuro juicio. Sí que es cierto, que en muchas ocasiones la cantidad ofrecida es tan baja que merece la pena lucharlo judicialmente.

Una vez que hemos presentado la denuncia en el Juzgado, el Forense nos llamara poco tiempo después para ver qué tipo de lesiones tenemos emitiendo un informe. La compañía de seguros de la otra parte puede que también nos haga un seguimiento, esto dentro de lo razonable es normal, puesto que es la que nos va a pagar la indemnización. No tenemos que tener miedo en ese sentido y ser respetuosos pues es un trámite más.

Un vez tengamos el informe forense, ya nos podemos poner en contacto con la otra compañía para poder negociar las diferentes indemnizaciones, sí que es cierto que en otras muchas ocasiones serán ellas las que se pongan en contacto con nosotros.

Volviendo a la aplicación del baremo, y dependiendo del accidente que hayamos tenido y del informe que emita el forense, se divide la indemnización según hayamos tenido lesiones permanentes, incapacidad temporal o se haya producido muerte. Todo ello se aplica dependiendo de los años que tenga la persona que ha sufrido el accidente.

Siempre recomendamos que para la aplicación del baremo y el asesoramiento en accidentes de Tráfico esté asesorado por un abogado especialista en derecho penal y concretamente en accidentes de Tráfico.

Si necesita un Abogado Penalista no dude que contactar con nosotros  http://www.migallonmillan.com/contacto/